Hatha Yoga>> Posturas

Tamaño de texto

TORSIÓN

Una postura que da vitalidad a tu espalda

Combate la mayoría de las enfermedades de la columna y los dolores terribles de espalda y cadera. Aprende a practicarla y conoce su origen.

Esta postura abastece de sangre a toda la musculatura de la espalda.
agrandar imagen

La Torsión (Ardha Matsyendrasana en idioma sánscrito) es una de las pocas posturas que hace rotar en su eje a la columna vertebral y combate la mayoría de sus enfermedades.  Si se hace una práctica regular de esta asana desaparecen dolores terribles de espalda y de cadera, y lumbalgias, ya que entre sus principales beneficios la postura dota de flexibilidad y abastece de sangre a toda la musculatura de la espalda.

También somete a una poderosa presión a la médula espinal, equilibra el funcionamiento del sistema simpático y masajea intensamente el hígado y el bazo, los cuales resultan tonificados. Y eso no es todo, mejora el funcionamiento de las glándulas suprarrenales, fortalece la vejiga y la próstata y, así previene malestares como la dispepsia, el estreñimiento, la dilatación del bazo y la inactividad renal.

Cómo practicarla

Sentado, con las piernas estiradas, coloque la pierna derecha por encima de la pierna izquierda, con el pie derecho apoyado en el piso, del lado izquierdo; luego con el brazo izquierdo abrace la pierna derecha llevándola bien hacia el pecho formando una traba para que la columna quede derecha.

Después, lleve el hombro derecho bien atrás sintiendo la apertura del pecho, y al girar el cuello el mentón debe quedar paralelo al hombro derecho. El brazo derecho puede estar tocando el piso (pero no apoyando) o abrazando la espalda.

Luego cambie de pierna y realice la postura de la misma manera. Mantenga la asana 30 segundos para cada lado.
 
Observación

Trate de tener la columna lo más recta posible, no confunda inclinación con rotación. Cuando más sujeta esté la pierna al pecho, mejor será la traba que se hace para que la columna pueda girar sobre su eje.

Su respiración debe ser muy suave, como si tuviera unas fosas nasales pequeñitas, pues el pulmón está comprimido como una esponja, y al volver un flujo de sangre oxigenada irrigará no solo al pulmón sino a todo el pecho.

El Señor de los Peces

¿De dónde viene el origen de Ardha Matsyendrasana? Ardha significa “la mitad” y en el Hatha Yoga Pradipika se menciona a Matsyendra como uno de los fundadores del Hatha Vidya.

Se cuenta que en otro tiempo, el señor Siva acudió a una isla solitaria y reveló a su consorte Parvati los misterios del yoga. Un pez que se encontraba junto a la costa lo oyó todo con concentración y permaneció inmóvil mientras escuchaba.

Siva, comprendiendo que el pez había aprendido Yoga, roció agua sobre él e inmediatamente el pez adquirió forma divina y se transformó en Matsyendra (Señor de los Peces), quien a partir de entonces difundió el conocimiento del Yoga.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.