Alimentación Natural

Tamaño de texto

COMER MÁS SANO

Las ventajas de ser vegetariano

Por qué conviene tener una dieta pobre en grasas y rica en fibras. Te contamos cinco razones clave para tener una alimentación más sana.

Una dieta basada en vegetales te ayuda a prevenir enfermedades.
agrandar imagen

Tener una alimentación basada en verduras, frutas, cereales, legumbres y lácteos nos brinda múltiples ventajas. Aquí te contamos cinco de ellas.

La dieta lácteo-vegetariana tiene un bajo contenido graso y esto es de gran ayuda para prevenir las enfermedades cardíacas. Además, las grasas vegetales disminuyen la presión arterial mientras que las grasas animales la elevan.

Otro beneficio es que tiene un alto contenido de fibras. Esto facilita la expulsión de los residuos alimenticios y la consecuente eliminación de toxinas, previniendo así enfermedades mortales como el cáncer de colon.

De esta manera, esta dieta, al ser pobre en grasa y rica en fibras, previene naturalmente las enfermedades.  Así, por ejemplo,  es de gran beneficio  para las personas que sufren de colesterol. Se dice que la soja, berenjenas y almendras pueden reemplazar las estatinas, medicamento utilizado por los pacientes que padecen de esta enfermedad.

Otra razón es que los alimentos que integran esta dieta constituyen una gran fuente de energía.  Las pastas y cereales, que no faltan en el menú vegetariano, contienen una gran cantidad de carbohidratos, fuente de energía muy recomendada para los atletas con el fin de aumentar la resistencia.

Una ventaja no menor, y más en tiempos de inflación y bajos salarios, es que son más económicas que otras dietas, que incluyen huevos, carnes rojas, pollo y pescado.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.