Alimentación Natural

Tamaño de texto

SALUD Y ENERGÍA

Aprende a comer sano

Comer bien y gozar de salud es todo un arte. Conocé los cinco elementos que no pueden faltar en tu dieta diaria.

Las legumbres son esenciales para una buena alimentación.
agrandar imagen

Cuando nos damos cuenta de que el alimento es más que una cuestión de gusto y que va a formar parte de nuestra constitución física, celular, muscular y de la energía en si, entonces la concepción es diferente, tendremos más en cuenta el papel que cumple en la parte nutricional y energética.

En nuestro Centro de Yoga  recomendamos la alimentación lácteo vegetariana, a través de la cual se consumen vegetales, los lácteos y sus derivados.

Así, una buena dieta tiene que estar constituida de cinco elementos: grasas, proteínas, sales minerales, hidratos de carbono y vitaminas:

Glúcidos o hidratos de carbono: sirven para la producción de calor y energía. Son los azúcares que se hallan en el azúcar integral negra, caña de azúcar, miel y en frutas frescas y secas (pasas y dátiles). También están presentes en los almidones, cereales, pastas y  en el pan. Y en las féculas: papas, batatas, mandioca, castañas y plátanos.

Proteínas: se encargan de la construcción y mantenimiento de los tejidos orgánicos y de producción rápida de energía. Las principales fuentes de proteínas son la leche y sus derivados, los huevos, las legumbres, los cereales, las frutas, oleaginosas, las hortalizas, las verduras, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las algas marinas. Todos estos alimentos poseen  proteínas completas, además de vitaminas, sales minerales y otros nutrientes. También podemos encontrarla en la soja.

Lípidos o grasas: las grasas y aceites son energía de reserva del organismo y protegen como una almohadilla los órganos vitales, transportan las vitaminas A, D, E y K que solo se absorben a través de un medio graso. La podemos encontrar en la manteca y principalmente en la leche.

Sales minerales: intervienen en la formación de los líquidos del organismo (sangre, saliva, orina) como también de los huesos, dientes, cartílagos y células. El calcio, el fósforo y el magnesio son esenciales para la formación y conservación de los huesos y de los dientes.

Vitaminas: su papel en la salud es sumamente importante, interviniendo en los procesos de inmunidad y en funciones metabólicas, como el crecimiento celular, la producción  de energía y la reproducción. Las vitaminas no son fabricadas por el organismo sino que se incorporan a través de los alimentos (excepto la D, que es a través del sol).

Para que los alimentos de nuestra dieta nos aporten el máximo beneficio, la proporción de estos nutrientres debe ser aproximadamente la siguiente: un 60% de hidratos de carbono, un 30% de grasas y un 10% de proteínas.

A través de esta sección queremos ayudarte a desarrollar el arte de la alimentación natural con una guía sencilla de una buena nutrición.

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.