Yoga

Tamaño de texto

ME SIENTO BIEN...HAGO YOGA

El Yoga no es una pregunta, es una eterna respuesta

La profesora Ana Levy  nos comparte su experiencia sobre qué es el Yoga.

Desde hace más de 20 años la profesora Ana Levy sigue las enseñanzas del maestro Ananth Singh.
agrandar imagen

Deseo compartir algo que escribí hace 22 años, cuando comencé a practicar Yoga en el centro de quien es mi Maestro:

Y.., ¿Qué es el Yoga? Me preguntarás ¿Sabes? Sentirse bien es una determinación, una decisión, hacer Yoga es una bendición.

Cuando hemos gastado hasta la última moneda en psicofármacos, en alcohol, en drogas, en cigarrillos, inclusive en juegos de azar.

Cuando hemos apostado con nuestra propia vida a ese juego de la ruleta rusa que creemos que es la vida, cuando hemos tocado fondo, cuando de nada nos sirve rezar ni llorar...

Cuando hemos perdido la fe y la esperanza, cuando dejamos de creer en nosotros mismos, inclusive en Dios, cuando nos damos cuenta de que estamos solos, de que nadie va a hacer las cosas por nosotros, entonces, lloramos como niños asustados y desprotegidos, pataleamos...exigimos...agredimos buscando culpables, alguien que se haga cargo de nuestros errores, de nuestra forma equivocada de vivir...

Cuando nos suicidamos espiritualmente queriendo matar lo más genuino de nosotros mismos: nuestro SER, porque nos sentimos tan poca cosa...que pensamos que Dios está en cosas más importantes que en nosotros; cuando todos huyen asustados de verse proyectados en nuestro rostro, arguyendo que sienten lástima, que no saben cómo ayudarnos, es más algunos practican la eutanasia espiritual y nos dan el empujoncito final, le dan vuelta la cara a ese mendigo de amor, de paz, de sosiego para su cuerpo, mente y su espíritu. y nos sumergimos en ese gran agujero espiritual -como dice mi maestro- donde todo está tan oscuro, tan sin vida, tan vacío, tan lejos de tí y de mí, tan lejos de mí y de DIOS.

Entonces, solo entonces, sentimos hambre de DIOS, y deseamos fervientemente su presencia, su mano protectora, su amor, su luz, su humilde y sincera morada, que un día abandonamos enceguecidos por la fatua luz de la ilusión.

Y es aquí como dijo un maestro Zen, donde se abren las puertas del infierno, pero EL asoma su rostro bondadoso y lleno de amor, a ese gran pozo en el que yacemos inerte, sin energías, sin algo o alguien por quién vivir, y de sus manos encantadas, al estilo del mejor mago hace aparecer ante nosotros una escalera...Son tantos sus escalones,,,pero parece tan firme, tan segura...para elevarnos por sobre nuestras miserias, para acercarnos a EL, para realizar nuestro más caro deseo: SER FELICES...Y el maestro Zen dice:-"Y es aquí donde se abren las puertas del cielo" Elevamos la mirada y de nuestro Ser fluye a borbotones la luz, nuestra propia luz. Esa escalera firme y segura es el YOGA.

YOGA....UNION...COMUNION...Comunión de cuerpo, mente y espíritu. Realización del SER individual en el SER SUPREMO UNIVERSAL. Armonía del microcosmos que soy YO, con el macro cosmos que es Dios.

Cierro los ojos e inhalo suave y profundamente...
Inhalo la vida y exhalo la muerte...
Inhalo la dicha y exhalo sufrimiento...
Inhalo la paz, exhalo desarmonía...

Empiezo a romper las ataduras, empiezo a liberarme, a expandirme, a fundirme con el Cosmos.
Perdón...¿Qué es el YOGA? Me preguntaste, y me miras asombrado y curioso, tal vez un poco excitado, como si fuera a darte un comprimido mágico que extraje de una cajita que dice-:" ME SIENTO BIEN...HAGO YOGA". Tome un comprimido dos veces al día, por el resto de su vida. A cambio, voy a contarte algo:
" EL YOGA NO ES UNA PREGUNTA... ES UNA ETERNA RESPUESTA"

Mi maestro y profesor, ANANTH SINGH, quien ha transmitido desde hace más de veintiocho años el Yoga, a la manera de sus grandes maestros, y al decir de los maestros Zen: " I SHIN DEN SHIN" de maestro a discípulo de corazón a corazón, ha tenido la virtud de traducir la gran ciencia del YOGA, a un idioma común, universal, donde las fronteras de las palabras, del intelecto, la formación socio-cultural no existen. Tuvo la capacidad , la fibra necesaria para elaborar un sistema de yoga basado en una filosofía de vida cotidiana. Ha introducido el yoga a numerosos hogares, pues el cambio y la vibración que genera una persona que practica yoga, se expande en todo su entorno, impregnando el espíritu de todos los que le rodean. Se instaló en la vida cotidiana, aportando pautas sobre nuestra forma de alimentarnos, de respirar, de caminar, de dormir, de trabajar, de hablar, de amar, en fin , de todo eso que llamamos vivir....

Despertó en cada uno la conciencia de ¿Quién soy yo? Enseñándonos que somos diferentes de una planta, de un animal, que tenemos un cuerpo que nos sirve para manejarnos en esta dimensión, pero que no somos el cuerpo, que tenemos una mente que nos sirve para relacionarnos con nuestros semejantes, pero que no somos la mente, que tenemos un espíritu que nos ayuda a comunicarnos con el SER SUPREMO, pero entonces, ¿QUIEN SOY YO? YO...SOY...un SER humano, pero divino....

Nos enseño las posturas o asanas (son ejercicios yóguicos que, combinados con la respiración producen cambios fundamentales en nuestro cuerpo), diferentes técnicas de respiración, concentración y repetición de mantras (sonidos que despiertan determinadas vibraciones en nuestros centros energéticos), a elevar nuestro espíritu, y a través de la Meditación descubrir nuestro maestro interior.

Por eso nuestro eterno agradecimiento a quien Dios eligió para depositar en sus manos un sin número de escaleras que él sabe alcanzar con infinito amor y sabiduría. Nuestro agradecimiento a quien dedica su vida a reeducar, a través del YOGA en una forma didáctica pero amena, responsable, constante, fluida y desinteresada al ser humano, que vaga sin saber de dónde viene, dónde está y adónde va, sin conocer el valor de su propia existencia.

Estas palabras reflejan el sentir de todos los alumnos del Instituto de Yoga, Conciencia, Plenitud de Vida e Iluminación y de la Escuela de la Trascendencia fundada por el Maestro Ananth para la formación de instructores de Yoga que enseñan a través e su propia Transformación, de corazón a corazón, y junto a él recorremos este maravilloso camino espiritual que hemos elegido.

¡Feliz Día del Yoga!  Y como dice el Maestro Ananth: “Que el Amor y la Felicidad sean una constante en tu vida”

SAT NAM WAHE GURU

Por Ana Levy, profesora del Centro de Yoga del maestro Ananth Singh

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.